Totó la Momposina

Totó la Momposina

Algo que tengo muy claro en cuanto mi herencia musical es que la música es como el hombre: debe crecer y no quedarse en un museo o en lamentaciones”. Sonia Bazanta Vides tiene una sonrisa sincera, contagiante y una mirada limpia llena de espiritualidad, de amor por la música tradicional y por la cultura colombiana.

Totó La Momposina, como se le conoce artísticamente, tiene una energía desbordante en su potente voz, con la que ha hecho vibrar a millones de espectadores desde hace ya 50 años, tiempo en el que se ha consolidado como la pionera y mayor representante de la música tradicional de Colombia en el mundo.

Totó y sus músicos trabajan en recuperar, mezclar y crear nuevas expresiones de la música tradicional, a través de la mezcla de instrumentos y sentimientos de las diferentes regiones del país en un sonido, en un solo canto de identidad cultural colombiana. Aún hoy ella, es la inspiración para músicos, intérpretes y diversos artistas que llevan como ella, la voz de Colombia al resto del mundo.

Cantadora oriunda de la isla de Mompox, aprendió de sus padres el arte de la música, el canto y el baile y desde muy niña se convirtió en Totó cuando escuchaba el sonido del tambor al cual respondía rítmicamente “To-tó”. Ella proviene de una familia de músicos, artistas y zapateros y con ellos conforma, en el año 1964, el primer grupo musical con el que empieza una larga trayectoria llena de triunfos y satisfacciones.

Hoy en día, 50 años después, trabaja con la misma pasión y entusiasmo por mantener viva la cultura colombiana. Totó estudió técnica vocal y música en el conservatorio de la Universidad Nacional de Colombia, historia de la danza y organización de espectáculos en la Universidad de la Sorbona en París, historia del bolero en Santiago de Cuba y La Habana. Pero su verdadera escuela ha sido el pueblo.

En 1983, fue la encargada de acompañar a Gabriel García Márquez a recibir el Premio Nobel de Literatura en Estocolmo – Suecia, cuando ya era ampliamente conocida en el viejo continente. Al radicarse en París durante cuatro años fue la primera artista tradicional en llevar nuestra música a grandes escenarios en Europa, con más frecuencia en Francia y Alemania. Durante este periodo en París graba su primer álbum, "Totó La Momposina" en el año de 1983 para Auvidisc y ha contribuido a la compilación de Colombia "La Ceiba" para ASPIC. En 1987 regresó a Colombia y continuó realizando tanto en el hogar y otros lugares de América Latina y el Caribe.

En 1991, WOMAD trajo de vuelta a Europa y actuó en sus festivales en Japón, Canadá, Inglaterra, Alemania, España y Finlandia. Grabó "La Candela Viva" en 1992 por Real World Records y "Carmelina" para MTM en 1995. Durante la última década también se ha realizado en España, Inglaterra, Escocia, Gales, Alemania, Austria, Suiza, Francia, Holanda, Bélgica, Eslovenia, Italia, Suecia, Noruega, Dinamarca, Finlandia, Polonia, Corea, EE.UU., Mexico, Cuba y en otros siete islas del Caribe; desde entonces no ha parado de producir, de investigar, de recuperar las manifestaciones autóctonas y de crear nuevas expresiones musicales que identifican las antiguas y nuevas generaciones.

Fue Nominada al Grammy Latino en el año 2002 y 2010 en la categoría de mejor álbum tropical y en 2006 fue merecedora del premio WOMEX (The World Music Expo), por su contribución a la música del mundo, por su excelencia artística, el impacto cultural de su trabajo y por sus logros personales. En 2007, recibió el Premio Nuestra Tierra, como mejor artista folklórica, evento en el que Totó, exaltó el valor de creer en nuestras raíces tradicionales y en el talento colombiano, por encima del extranjero.